Preparando el otoño

Retomo el blog después de unos cuantos meses de mucho lío, mucho trabajo y muchos cambios (positivos) y poco tiempo para escribir :). Y lo quiero hacer con un tema ligado a esta época del año: la melancolía otoñal.

La melancolía, depresión o "astenia" otoñal es un Trastorno Afectivo Estacional caracterizado por una serie de síntomas (tristeza, apatía, decaimiento, cansancio...) que se producen a medida que avanza el otoño y se agudizan durante los meses del invierno (en los países nórdicos, donde es un trastorno muy común, es conocido como "winter blues").

Entre la serie de factores que "disparan" la melancolía otoñal se encuentra el fin de la estación del verano, y con ello de las vacaciones, la vuelta a la rutina, la bajada de las temperaturas, y especialmente la disminución de las horas de sol y la energía.

Hay que tener en cuenta que la luz del sol activa la serotonina (la hormona de la felicidad), la dopamina y la noradrenalina, que son los neurotransmisores encargados de estimular las neuronas; una disminución de las horas de luz solar provoca una disminución de la actividad de dichos neurotrasmisores. La luz solar también controla la melatonina, la hormona sintetizada en la glandula pineal a partir de la serotonina que participa en muchos procesos neurológicos, siendo fundamental para el control biológico del organismo en función del día y la noche (ritmos circadianos), así como los cambios de estación del año. 


Actividades para preparar el otoño

Lo más importante sería aceptar estos cambios que llegan. Todo en el mundo está en continuo cambio y transformación (tal y como ya exponía hace mucho el I Ching, "El libro de las mutaciones"), y resistirse al cambio no es la mejor idea. Sin embargo, además de los consejos generales de la Medicina Tradicional China que mencioné en el post de Consejos para el Otoño, hay una serie de actividades que podemos realizar de cara a preparar nuestro cuerpo para esta estación y mejorar nuestro estado físico y anímico.

  •  Actividad física
- Practicar ejercicio (para aumentar la producción de encefalinas y endorfinas), a ser posible a diario y al aire libre. Incluso ejercicios suaves, como Yoga o el Tai-chi son muy beneficiosos en este sentido.

- Recibir masajes tonificantes para estimular y reequilibrar el cuerpo.

- No pasar demasiadas horas seguidas sentados delante del ordenador y hacer cada cierto tiempo algunos estiramientos y movimientos del cuerpo. Especialmente importante para la gente que trabaja en oficinas es levantarse del asiento a menudo y darse un breve paseo, a ser posible a la calle. 

- Salir al aire libre varias veces al día y realizar los trayectos diarios paseando cuando sea posible en lugar de ir en coche o tomar trasporte público.

- Procurar practicar meditación en las mañanas para empezar el día con una actitud mental positiva. (Ver post sobre la Meditación).

- Utilizar más colores amarillos y naranjas (son estimulantes).

- Respirar profundamente para conseguir un aporte extra de energía a través del oxígeno.

- La actividad sexual es una de las más saludables que hay por los numerosísimos beneficios físicos y anímicos que aporta al organismo.


  • Alimentación, fitoterápia y complementos:
Para mantener un buen ánimo es importante una buena alimentación, con una dieta rica en proteinas e hidratos de carbono. Además es conveniente reducir en la medida de lo posible el consumo de café (sustituirlo por infusiones), bebidas de cola y chocolate y evitar en la medida de lo posible el consumo de alcohol, tabaco y drogas.

Además, se debe aumentar el consumo de:

- Vitaminas del grupo B (presentes en el polen, la soja, el germen de trigo, la levadura de cerveza, los frutos secos, los cereales integrales, el pescado azul) y especialmente la B12 (presente en el hígado y el solomillo, el pescado azul, los huevos, el queso, etc)
- Vitamina C (presente en limones, naranjas, pomelos, etc)
- Ácidos grasos esenciales linoléico y linolénico (presentes en aceite de semillas, frutos secos, germen de cereales, aguacate, cereales integrales, soja, etc.)
- Ácido fólico (presente en espárragos, la avena, las naranjas, la zanahoria, los tomanes, las manazanas, las peras, etc)
- Triptófano (presente en el arroz, la leche, los garbanzaos, el ajo, la cebolla, la avena, la col, las calabazas, el tomate, las habas, el pescado, etc)
- Calcio (presente en los ajos, las cebollas, las nueces, las manzanas, los plátanos, las almendras, etc)
- Hierro (presente en el pescado, el germen de trigo, los frutos secos, los cereales integrales, etc), magnesio (pescados y verduras frescas)
- Potasio, zinc y litio.
- Hay además alimentos que son precursores de la melatonina (especialmente la avena, las cerezas, el maíz, el vino tino, los tomates, la patatas, las nueces y el arroz).

Existen, por otra parte, plantas medicinales que pueden ayudar a levantar el ánimo, entre ellas:

- Hipérico (Hierba de San Juan) que aumenta los niveles de serotonina y noradrenalina.
- El Gingseng, que incrementa la vitalidad y fortalece el estado físico y psíquico.
- La Kola, una planta estimulante del sistema nervioso.
- El Ginko Biloba, un árbol único en el mundo cuyo extracto tiene, entre otras muchos beneficios, propiedadess neuroprotectoras.
- La Jalea Real, que además de equilibrar el sistema nervioso es un buen estimulante y tonificante.
- El Polen, rico en vitaminas del grupo B, amonoácidos esenciales y sales minarles.


  • Otros
- Terapia de ionización (Ionización negativa del aire).

- Acostarse temprano y dormir al menos 8 horas.

- Tomar el sol cuanto sea posible.

- No descuidar las actividades sociales.

- Disfrutar del buen humor y la risa (Ver post sobre el poder de la risa).



Carlos V

No hay comentarios:

Instagram