La dieta espartana

Artículo que nos cuenta que los aproximadamente 2.000 monjes de que viven en el Monte Athos (Grecia) no tienen practicamente problemas cardiacos o pulmonares, tienen niveles de cancer inusualmente bajos a pesar de sus rudimentarias condiciones sanitarias (el nivel cancer de pulmon, intestinos y vejiga es de cero) y el Alzheimer es inexistente.

El artículo explica que esto puede deberse a que la dieta de estos monjes es muy parecida a la dieta espartana. Los monjes observan varios periodos de ayuno al año, prácticamente no comen carne y cultivan su propia comida: vinos, fruta y vegetales...; comen pescado fresco y pulpo y nunca carne de animales domesticados. Es decir, no comen comidas industrializadas.

A pesar de todo, el artículo apunta que la dieta de estos monjes no es tan sana como la dieta espartana.
Por ejemplo, no consiguen una variedad amplia de alimentos nutritivos. Sus desayunos consisten en pan duro y té en lugar del deayuno de la dieta espartana: cereales integrales y fruta. Toman algunos productos lácteos de animales domesticados.


Carlos V

No hay comentarios:

Instagram