La ciencia de la compasión

"Si quieres que otros sean felices, practica la compasión. Si quieres ser feliz tú, practica la compasión" (Dalai Lama)

La compasión se podría definir como un sentimiento de empatía por el cual se comprende (e incluso se llega a asumir como propio) el sufrimiento de otros.

Esta preocupación por el bienestar ajeno es espontánea e innata a la naturaleza del ser humano, como la que siente una madre por sus hijos o sentimos todos por nuestros seres más queridos.

Hay otro nivel de compasión más elaborado, que viene del hecho de darnos cuenta que deseamos la felicidad y tenemos derecho a la ausencia de sufrimiento y por tanto darnos cuenta de que todos los seres humanos tienen esos mismos deseos y derechos; esta toma de conciencia aumenta los niveles de compasión hacia los demás.

Recientes experimentos científicos han demostrado que el desarrollo de la compasión y el altruismo tiene un efecto positivo sobre nuestra salud física y emocional.

Así, un estudio de la Universidad de Harvard demostró que estimular los sentimientos de compasión aumentaba los niveles en el cuerpo de inmunoglobina A (un anticuerpo que ayuda a combatir las infecciones víricas y bacterianas); mientras que un estudio de la Universidad de Michigan demostró que realizar trabajos de voluntariado con regularidad aumentaba las expectativas de vida.

Además de los efectos beneficiosos sobre la salud física, hay pruebas de que la compasión y el altruismo contribuyen a mantener una buena salud emocional. En un estudio de la Universidad de Harvard, se demostró que un estilo de vida altruista es un componente básico de una buena salud mental.

Me parece muy interesante que en la prestigiosa Universidad de Stanford haya un centro específicamente dedicado al estudio del altruismo y la compasión: el Centro de Investigación y Educación de la Compasión y el Altruismo, cuya misión definen como "Llevar a cabo un riguroso estudio científico de las bases neural, mental y social de la compasión y el comportamiento altruista, nutriéndose de un amplio espectro de disciplinas, especialmente la neurociencia, la psicología, la economía y las tradiciones contemplativas [...]"

En el centro estudian las bases neuronales de los pensamientos, emocines y comportamientos altruistas, compasivos y generosos, y miden de forma científica la compasión a nivel individual y social.
Así, llevan a cabo estudios de cosas como si es posible crear una serie de prácticas mentales que pueden ejercitar la compasión, si puede este ejercicio beneficiar a los presos a reducir la violencia y su reincidencia, si se pueden crear espacios en los lugares de trabajo donde practicar estas actividades que reduzcan la ansiedad, la depresión y el absentismo laboral....



"Para crear una paz interior, lo más importante es la práctica de la compasión y el amor, la comprensión y el respeto por todas las formas de vida" (Dalai Lama)

Carlos V

No hay comentarios:

Instagram