Meditación

El año pasado escribí un post acerca de la meditación y sus efectos positivos para el cerebro y la salud en general, tal y como ha quedado demostrado por los experimentos llevados a cabo por diversos neurocientíficos en universidades americanas.

Me gustaría escribir un poco más acerca de la meditación, una práctica milenaria que me parece muy interesante y que es una gran desconocida..., desafortunadamente, porque es una práctica súmamente beneficiosa para cuerpo y mente.

Hay muy diferentes tipos de meditación y formas de meditar, pero en general, se podría decir que el objetivo de la meditación (tal y como la entendemos en occidente) es calmar la mente, reducir el estres y buscar la serenidad y la paz interior.

Tal y como expone Eckhart Tolle en su libro "El poder del ahora", la mente es una maravillosa herramienta, pero que debería ser usada correctamente, para tareas específicas y dejar de usarse una vez que se terminara esa tarea.

Eckhart explica que en occidente, por el tipo de vida actual que llevamos, estamos acostumbrados a usar la mente de forma constante y compulsiva de modo que nos olvidamos de "apagar" la mente cuando no la necesitamos. Esa "herramienta" entonces se vuelve disfuncional, está fuera de control, y por tanto llega a tener una actividad negativa y perjudicial. Nos pasamos el día dandole vueltas a las cosas, analizando problemas, teniendo pensamientos repetitivos, miedos...., la causa de nuestros problemas es entonces nuestra mente, incapaz de concentrarse en el ahora, pensando siempre en el pasado y el futuro, con procesos involuntarios de pensamiento y diálogos interiores continuos. Tal y como dice Tolle en su libro "El ser incapaz de dejar de pensar se ha convertido en una enfermedad, pero no nos damos cuenta de ello, porque casi todo el mundo la sufre y se considera algo normal".

La meditación es un entrenamiento que ayuda a "apagar la mente", a desconectar del día a día, de sus tareas y preocupaciones, y nos permite (re)conectar con nuestro yo interior. Además de todos los beneficios físicos para la salud (alivio del estrés y la fatiga, relajación muscular, mejora de la circulación y la oxigenación, aumento del sistema inmunitario...) la meditación permite reducir la ansiedad y aumentar la serenidad y la paz interior. Ademas, la práctica de la meditación tiene efectos acumulativos.

Mi amigo Paco Alcaide colgó hace tiempo en su muy recomendable blog este vídeo del genial Ramiro Calle en el que habla, entre otras cosas, de meditación y dice que cuando nosotros no podemos controlar lo exterior por lo menos podemos controlar nuestras actitudes ante lo exterior y mantener un estado de calma. Ramiro también explica, igual que Eckhart Tolle, que la mente es como un "mono ebrio" que está constantemente en el pasado y en el futuro y que por ello es necesario parar de vez en cuando y "desconectar" de los acontecimientos exteriores para volver a nuestro yo real, a nuestro verdadero ser.





¿Cómo meditar?

Como decía, hay muchos tipos diferentes de meditación, y muchas técnicas diferentes, pero una forma sencilla de comenzar a practicar podría ser la siguiente:

- Buscar un lugar tranquilo, sin ruidos excesivos y con una luz ténue. A ser posible encender una vez, que ayudará a concentrar la atención.

- Sentarse sobre un cojín en la postura de loto, con la espalda recta, pero los hombros relajados.

- Centrar la atención en la respiración, observando como el aire entra y sale del cuerpo y las sensaciones que el aire produce al contacto con la superficie del interior de la nariz: frío en la inhalación y caliente en la exhalación.

- Si surgen pensamientos, no se debe luchar contra ellos, sino más bien dejarlos ir sin aferrarse a ellos; simplemente ignorarlos volviendo a llevar la atención a la respiración.

- Se puede comenzar por meditar durante 5 minutos al día e ir aumentando el tiempo progresivamente conforme se esté comodo en esta práctica hasta los 20 o 30 minutos.


En esta página de wikihow se explica bastante bien cómo meditar:

Carlos V

No hay comentarios:

Instagram