"El Tao de la Salud, el Sexo, y la larga Vida"

Este libro es uno de los más conocidos en occidente (junto con los de Mantak Chia) de divulgación sobre los aspectos prácticos del Taoísmo.

Su autor, Daniel Reid, ha dedicado toda su vida al estudio de la cultura oriental, habiendo vivido muchos años en diversos países asiáticos. Así, ha escrito más de 30 libros sobre Taoísmo, filosofía oriental y Medicina Tradicional China.

El libro tiene una introducción general en la qué el autor nos explica qué es el "Tao" (cuya traducción literal al occidental podría ser "el camino", "la vía", "el método") y el Taoísmo.

Tal y como explica Reid, la mejor forma de aproximarnos al Tao, es hacerlo mediante el Tao Te King ("El libro Clásico del camino y su poder") un "poema" de 81 capítulos y 5.000 palabras escrito en la Antigua China hace casi 2.500 años por Lao Tse (el "Viejo Sabio").

Comprender las verdades contenidas en el Tao Te King por medio de la razón es difícil, pero leyéndolo se puede llegar a percibir la sabiduría que encierra.

El Tao es la energía sutil y el principio que mantiene todas las cosas en orden y equilibrio tras el incesante flujo de cambio. El Tao está presente en todo, y de hecho ES la totalidad, la constante que abarca todos los aspectos de la realidad, manifestándose a través de los cambios constantes de estaciones, ciclos vitales, vida y muerte, mutaciones de poder u orden...
El Tao es el flujo de Chi (la energía vital que fluye en el Universo).

De acuerdo con el Taoísmo existen tres fuerzas: una pasiva, otra activa y una tercera conciliadora. Las dos primeras son aparentemente opuestas y se complementan simultáneamente entre sí, funcionando como una unidad.


Estas fuerzas son el Yin (fuerza pasiva/sutil, femenina, húmeda, la tierra, la receptividad, la absorción...) y el Yang (fuerza activa/concreta, masculina, seca, el cielo, la actividad, la penetración...). La tercera fuerza es el Tao, o fuerza superior que contiene a las otras dos. "El Yin y el Yang" es un concepto fundamentado en la dualidad de todo lo existente en el universo. Nada existe en estado puro ni en absoluta quietud sino en una continua transformación. Estas 2 fuerzas, Yin y Yang serían la fase siguiente después del Tao, principio generador de todas las cosas, del cual surgen.


1. El Tao de la Salud

Reid nos explica cómo los antiguos chinos eran muy conscientes de la importancia de una correcta combinación de alimentos (el correcto equilibrio Yin-Yang en las combinaciones de alimentos, que en occidente se conoce como "Trofología") y dá en su libro unas cuantas pautas para una adecuada alimentación.


Además, Reid habla sobre la importancia que tiene un ayuno adecuado y una correcta excreción (un tema algo tabú en occidente, pero no por ello menos importante), así como la importancia y los beneficios de una correcta respiración (que de hecho en oriente se entiende como la "ciencia de la respiración" o el "arte de la respiración").


Por último, nos habla de la importancia del ejercicio y de algunas artes curativas taoístas (tales como la terapia herbolaria, la acupuntura, el masaje terapeútico...).


2. El Tao del sexo

En la segunda parte del libro, Reid expone la particular visión Taoísta de la relación hombre-mujer y de la práctica sexual como arte curativo e iluminador, un tema en el que hay un paralelismo con otras filosofías orientales como el Tantra (la corriente esotérica del Hinduismo  y el Budismo Vajrayana) en su búsqueda -por medio de rituales en la unión de las energías sexuales masculina y femenina- de canalizar la energía del universo para alcanzar la iluminación.


Según el taoísmo, las relaciones hombre-mujer son la manifestación terrenal de los principios Yin y Yang, manifestándose la diferente naturaleza sexual del hombre y la mujer en la diferencia de sus energías y sus orgasmos. Esta unión hombre-mujer en la relación sexual busca el equilibrio, la armonía y la unión de los contrastes.


El autor cuenta cómo el taoísmo es la única filosofía de alcance mundial que subraya la importancia de disciplinar las relaciones sexuales (mediante el Yoga sexual Taoísta o "practicas de alcoba Taoístas") como ejercicio curativo para alcanzar la salud y la larga vida.


3. El Tao de la Larga Vida

En este capítulo el autor hace unas consideraciones sobre la longevidad y la duración de la vida en el mundo actual. Reid nos explica que en Oriente encontramos mucha de la gente más longeva del mundo (ya mencioné en el post sobre la dieta de Okinawa que en Japón el promedio de vida es de los más altos de mundo, y específicamente en la isla de Okinawa hay un alto porcentaje de personas por encima de los 110 años de edad).


Reid expone una serie de pautas y consejos del taoísmo para cultivar una vida longeva, y para concluir nos habla de lo que los Chinos llaman "Sentarse quieto sin hacer nada" (ching-jing-wu-wei) que es como en Occidente conocemos a la práctica de la meditación. Reid explica la importancia de la meditación (un ejercicio fundamental para apaciguar la mente y expandir la conciencia) por su efectos positivos sobre la salud y para prolongar la vida.



Carlos V

No hay comentarios:

Instagram